viernes, 7 de marzo de 2014

Cuaresma 2014: Se hizo pobre para enriquecernos con su su pobreza.


Con estas palabras el papa Francisco nos anima a introducirnos de lleno en este tiempo de preparación: La Cuaresma.

La Cuaresma nos ofrece una vez más la oportunidad de reflexionar sobre el corazón de la vida cristiana: el amor de Dios. En efecto, este es un tiempo propicio para que, con la ayuda de la Palabra de Dios y de los Sacramentos, renovemos nuestro camino de fe, tanto personal como comunitario. Se trata de camino donde descubramos:

* ¿Cuál es el estilo de Dios en Jesús? La pobreza, el acercarse a cada uno de nosotros.

* ¿Cuál es la razón de Jesús? El amor, el correr nuestra suerte.

* ¿Cuál es la su lógica? La de hacerse semejante a nosotros y comprendernos profundamente.

* ¿Cuál es su riqueza? Su pobreza, la confianza absoluta y total en las manos del Padre.

En esta Cuaresma, Jesús te  invita A LA ORACIÓN. A fijar tus ojos en su entrega por ti hasta la cruz.

En esta Cuaresma, Jesús te estimula a dejar a un lado todo aquello que te hace daño. Podemos AYUNAR de tantas cosas. Seguro que puedes ponerle nombre a lo que te impide ser tú mismo.

En esta Cuaresma, Jesús te repite que “hay mayor felicidad en dar que en recibir”, por eso deja que el Espíritu empuje tu corazón a la SOLIDARIDAD.


Pues, comencemos este tiempo fijando nuestros ojos en el  Corazón bueno de Jesús para que el nuestro se parezca un poco más al suyo. Escuchemos la buena noticia de saber que DIOS NOS AMA.