domingo, 30 de noviembre de 2014

COMENZAMOS EL ADVIENTO CON LOS AMIGOS FUERTES DE JESÚS

Vamos a vivir este Adviento de la mano de los amigos fuertes de Jesús que rodearon todo el misterio de su nacimiento. Iremos montando el Belén en nuestro corazón para que cuando llegue el día de Navidad podamos ofrecer a Jesús un HOGAR donde pueda nacer de nuevo. 

PRIMERA SEMANA: VIGILAD. LOS PASTORES
El Evangelio de este domingo, nos invita a salir de nuestra modorra y somnolencia, nos dice: “¡Velad!”. Se nos ha encomendado la tarea de seguir creciendo con la mano bien metida en nuestra arcilla, para ser nosotros mismos y configurarnos cada vez más con el Niño que nace cada día en nosotros, por eso cada momento es Adviento. Mantengámonos vigilantes, nos ha dicho Jesús. En el hogar, en el trabajo, en la calle, en el colegio, en el alboroto de estos días hay un lugar para proponer esto, para estar atentos a lo que supone la encarnación del Dios que se hace hombre para hacernos HOMBRES NUEVOS. (Ciudad Redonda)

Los pastores estaban acostumbrados a velar para guardar el rebaño. Por eso el ángel los encuentra despiertos y pueden recibir la Buena Noticia del nacimiento de Jesús. 

Esta semana , como los pastores podemos, VELAR, GUARDAR, CUSTODIAR lo que cada día se nos ofrece como regalo. Ahí encontraremos la presencia de Jesús.