lunes, 2 de febrero de 2015

Madre Carmen, modelo de mujer consagrada

Madre Carmen del Niño Jesús bebe en el manantial franciscano y mira a Cristo y María en la grandeza de sus Corazones.
El carisma que el Señor nos regala, a través de ella, está hecho de interioridad y silencio y traduce la fraternidad franciscana en sencilla y abnegada vida de familia.
Familia confiada en las manos del Padre y atenta al Espíritu que la mantiene en verdadera unión.
A través de la voz de las hermanas de esta comunidad queremos dejar unos retazos de la vida de Madre Carmen que ponen de manifiesto esta VIDA DE FAMILIA .